Método Montessori: 8 principios centrales

Método Montessori: 8 principios centrales

¡Te damos la bienvenida! Nos alegra verte aquí. Hoy descubriremos principios sorprendentes del método Montessori. De seguro conoces algunos o sólo los has escuchado nombrar. Anímate a explorarlos en esta nota.

Busca un lugar cómodo, relájate y prepárate para esta aventura. Te invitamos a explorar cada principio pensando cómo aplicarlos en casa. ¡Allá vamos!

¿De qué hablamos cuando hablamos de la pedagogía Montessori?

1 – Aprendizaje mediante el descubrimiento: en la temprana edad, aprender será más fácil desde el contacto directo, la práctica y el descubrimiento. Para ello, es importante que promuevas la suficiente libertad para explorar nuevas experiencias.

¿Qué productos recomendamos en este caso? Nuestro espejo Montessori con o sin barra. Apto para 2 meses en adelante.


CONSEGUILO AQUÍ


Espejo Montessori

2 – Preparación del entorno educativo: lo ideal es que el espacio esté adaptado a sus necesidades en función de las edades.

Si el ambiente está limpio y ordenado será más atractivo. Imagínate cómo se sentirán si el lugar donde aprenderán jugando está acomodado especialmente para ello. ¡Todo será maravilloso!

3 – El uso de materiales específicos: ¡presta atención aquí!. Existe una serie de productos específicos que facilitarán en potencial la exploración, la creatividad, el autoconocimiento, el desarrollo y el crecimiento. ¿A qué nos referimos? La Caja de luz, Silla Pikler, bloques translúcidos, materiales de madera, productos para las matemáticas y mucho pero mucho más. Conócelos en nuestra tienda online


4 – Elección personal: seguiremos repitiendo la importancia de que puedan elegir el material, juguete o libro que quieran usar para interactuar.

Aquí, María Montessori hace referencia a la “autoeducación”, es decir, a la participación activa al momento de aprender. En un protagonismo que puede fomentarse tanto en el aula como en casa.

Llegamos a la mitad. ¡Seguimos!

5 – Un aula para cada edad: este punto tiene relación con la educación escolar y se refiere a la división en grupos según edades. Así, se podrán enseñar y aprender diferentes destrezas y conocimientos de forma personalizada y orientada a distintos objetivos. ¿Qué tal si lo aplicamos también en casa? Espacios y actividades orientadas a las edades.

6 – Aprendizaje y ¡espacios colaborativos!: al poder elegir con qué material interactuar también será clave que puedan colaborar con el resto. Esto permite la tutorización entre pares y compartir un momento próspero para el desarrollo sociocultural.

7 – Las clases, sin interrupciones: ¿Qué piensas si te decimos que las actividades deben ser sostenidas? Al tener base en la autodirección, se espera que el aburrimiento sea leve o nulo. Ya que el protagonismo, el entorno adaptado y las actividades crearán momentos mágicos para aprender jugando. Para lograr este objetivo, deberás potenciar la concentración al máximo.

8 – El rol de la persona que enseña: siempre debe haber una persona adulta que guíe y oriente el momento de aprendizaje. Para ello te sugerimos observar, registrar lo que suceda, pensar alternativas para próximas instancias e inspirarte. ¡Deja que la magia suceda mientras tú estás cerca!

Ahora sí, hemos llegado al final de esta nota. ¿Qué emociones te nacen? Nos encantaría conocerlas. Esperamos que estos principios realmente te sirvan a tu día a día y que puedas aplicarlos.

Recuerda que en nuestra tienda online tenemos una amplia variedad de productos que favorecen el desarrollo del Método Montessori. Conócelos aquí

¡Nos vemos en la próxima!

Nenitus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: