Cajas y mesas de luz

La caja o mesa de luz es un recurso que permite aprovechar el asombro que provoca la luz para aumentar la concentración de niños y niñas.

Se trata de una superficie con base luminosa que les permite experimentar de forma sensorial haciendo sus propias creaciones artísticas o usándola para cualquier tipo de juego que él mismo invente…«No hay que intervenir marcando la dirección de la propuesta» y sí supervisar y observar para que el juego sea libre, pero seguro. Si hay algo que potencia el aprendizaje es la curiosidad, pero también cumple un papel importante el asombro, la sorpresa. 

Aprender jugando al fin y al cabo!!

La caja o mesa de luz es uno de los recursos educativos que más atraen a los niños. Se trata de una superficie con base luminosa que les permite experimentar de forma sensorial haciendo sus propias creaciones artísticas o usándola para cualquier tipo de juego que él mismo invente… La luz atrae de forma natural a los niños  y transforma los materiales, dándoles una nueva dimensión.

La mesa de luz es un recurso que pertenece al enfoque educativo Reggio Emilia, una pedagogía reconocida a nivel mundial que ve al niño como protagonista y con la capacidad de crear su propio aprendizaje movido por su curiosidad, motivación e imaginación.

¿QUE ES Y QUE BENEFICIOS SE OBTIENEN AL USAR LA MESA DE LUZ?

La caja o mesa de luz es un recurso que permite aprovechar el asombro que provoca la luz para aumentar la concentración de niños y niñas. Se trata de una superficie con base luminosa que les permite experimentar de forma sensorial haciendo sus propias creaciones artísticas o usándola para cualquier tipo de juego que él mismo invente… La luz atrae de forma natural a los niños  y transforma los materiales, dándoles una nueva dimensión.

La mesa de luz es un recurso que pertenece al enfoque educativo Reggio Emilia, una pedagogía reconocida a nivel mundial que ve al niño como protagonista y con la capacidad de crear su propio aprendizaje movido por su curiosidad, motivación e imaginación.

Aunque su esencia es lúdica, lo cierto es que la mesa de luz es también un área de trabajo en potencia en la que fomentar la creatividad y la experimentación.

¿Es un recurso interesante para el aula, o en casa? Ambos escenarios son ideales para utilizarla, siempre y cuando el niño o la niña estén acompañados por una persona que conozca a fondo la mesa de luz (y cuál es su rol como adulto), y pueda ofrecerles los materiales necesarios.

«No hay que intervenir marcando la dirección de la propuesta» y sí supervisar y observar para que el juego sea libre, pero seguro. Si hay algo que potencia el aprendizaje es la curiosidad, pero también cumple un papel importante el asombro, la sorpresa.

Aprender jugando al fin y al cabo.