La importancia de los periodos sensibles: método Montessori

¡Hola! Que alegría encontraros por aquí de nuevo. Hoy hablaremos de un tema muy interesante para el desarrollo de vuestros hijos: la importancia de los periodos sensibles según el método Montessori. ¿Nos acompañáis?

Los periodos sensibles (PS) son etapas en el desarrollo del niño en las que son más receptivos a ciertos estímulos y aprendizajes. Durante estas etapas, los niños están profundamente interesados en un ítem específico, por lo que les resulta muy fácil adquirir ciertas habilidades relacionadas con ese concepto. Estos PS tienen relación con el desarrollo psicológico del niño, se llevan a cabo de forma innata, sin esfuerzo y se aplican a todos los niños del mundo de manera universal.

“Se trata de sensibilidades especiales, que se encuentran en los seres en evolución, es decir, en los estados infantiles, los cuales son pasajeros y se limitan a la adquisición de un carácter determinado. Una vez desarrollado este carácter, cesa la sensibilidad correspondiente. Cada carácter se establece con ayuda de un impulso, de una sensibilidad pasajera.” Maria Montessori, El niño, el secreto de la infancia.

El primer científico en utilizar este término fue el holandés Hugo de Vries (1902), con el que explicaba sus estudios sobre la teoría de la mutación. La Doctora Maria Montessori aplicó este término, periodos sensibles, en el campo de la educación. También podrás encontrarlos como periodos críticos o ventanas plásticas.

Los periodos sensibles no tienen por qué aparecer de forma lineal, si no que se pueden solapar. Cuando el periodo sensible termina, el deseo intenso desaparece y la oportunidad de aprender profunda y fácilmente se va. Esto no significa que, una vez pasado ese periodo, esté todo perdido. Por ejemplo, es más fácil para un niño aprender una segunda lengua en sus primeros años. Si el niño no tiene la oportunidad de aprenderla en ese periodo sensible, el aprendizaje otra lengua requerirá de un mayor esfuerzo por parte de la persona.

Las redes neuronales se crean de forma correcta porque durante los PS hay ciertos grupos de neuronas que están más activas que otras. Es por esto que los niños escogen, de forma inconsciente, el ambiente que necesitan para su propio desarrollo. En estas etapas los más pequeños muestran un intenso periodo de actividad intelectual en los que asimilan de forma muy rápida, alegre y duradera y en los que satisfacer estas necesidades les produce calma y felicidad para seguir trabajando activamente.

Los periodos sensibles

  • Periodo sensible del Lenguaje: este periodo se inicia durante el embarazo, a los 7 meses aproximadamente, y termina hacia los 6 años. Durante este periodo el niño adquiere su lengua materna. Maria Montessori decía “El único idioma que los hombres hablarán a la perfección es el que aprenden durante su infancia, cuando nadie puede enseñarles nada.” Durante el PS del lenguaje, es muy fácil para los más pequeños aprender cualquier otra lengua.Más tarde pasan a la fase intelectual, en la que aprenden la pronunciación, la entonación, el vocabulario y acento del contexto en el que se encuentran… Es importante hablarles de adulto a niño, sin usar un lenguaje infantil, si no adecuado para su entendimiento.Los libros, la lectura, la narración de cuentos y los títeres son excelentes actividades que ayudan al niño a desarrollar su lenguaje.
  • Periodo sensible al Orden: el niño vive este periodo desde el año hasta, aproximadamente, los 3 años. Generalmente, su punto máximo es alrededor de los  18 meses. Durante este periodo el niño organiza su esquema mental del mundo. Es capaz de ordenar su mente y orientarse cuando su entorno está en orden. El sentido interno del orden nos permite distinguir las relaciones entre varios objetos. Si trabajamos bien durante el PS del orden, fomentaremos en el niño una correcta construcción de la mente matemática en un futuro próximo. Para poder tener un orden interno es necesario tener uno externo.Los juguetes de causa y efecto (como una caja de permanencia de objetos) ayudarán a los pequeños con el sentido del orden. De la misma manera que cualquier actividad de clasificación. Les encantará clasificar a los animales por categorías: los animales del zoológico, de la granja…

Cuencos translúcidos. Encuéntralos en nuestra tienda: https://nenitus.es/product/cuencos-translucidos/

¿Qué otros periodos sensibles existen?

  • Periodo sensible al Refinamiento de los Sentidos: este período ocupa desde el nacimiento (incluso en el útero) hasta los 4 años. El niño, hasta los 4 años, aprende a través de los 5 sentidos: vista, oído, olfato, gusto y tacto. Durante este periodo es importante introducir al niños diversos estímulos sensoriales. Ayudarle a desarrollar su sentido olfativo oliendo flores, especies, perfumes… Proveerles de diferentes experiencias táctiles: rugoso y suave, áspero, liso, duro… Escuchar diferentes tipos de música y ofrecerles la oportunidad de tocar con instrumentos reales.
  • Periodo sensible del Movimiento: este periodo sensible va desde el nacimiento hasta los 5 años. Y podemos dividirlo en dos fases principales.La primera fase ocupa hasta los dos años y medio aproximadamente. En este periodo adquirirán la motricidad fina y gruesa, el caminar y el uso de las manos. Debemos preparar un entorno que propicie oportunidades para que el niño gatee, se levante y se mueva libremente. También proveerles de juguetes que mejoren el movimiento de la mano y mejoren la coordinación óculo-manual. Debemos ofrecer a los más pequeños oportunidades constantes para que puedan afinar sus habilidades.La segunda fase va desde los dos años y medio hasta los 4 años y medio aproximadamente. En este periodo es cuando el niño empieza a usar las dos manos coordinándolas con movimientos finos. Por lo que respecta a las habilidades motoras gruesas, mejoran en la coordinación de caminar, saltar, correr y mantener el equilibrio. Llevarles al parque y favorecerles entornos en los que puedan trabajar este tipo de coordinación mediante la repetición de movimientos les ayudará en este periodo sensible.

A modo de cierre

Desde Nenitus os animamos a que intentéis detectar estos periodos sensibles en vuestros hijos. Gracias a la observación activa podréis proporcionar actividades que correspondan a sus necesidades y a preparar un entorno que apoye su desarrollo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: