Mesa de Luz Nenitus

La Mesa o Caja de luz es un maravilloso recurso pedagógico y lúdico con base luminosa que permite al niño multitud de posibilidades como la experimentación y fomento la creatividad, usándola para cualquier tipo de juego, con la luz como protagonista.

La Mesa Luz es una herramienta inspirada en la filosofía Reggio Emilia y la pedagogía de la luz, una pedagogía innovadora e inspiradora para la educación de la primera infancia y que fue el inicio de un movimiento hacia una educación progresiva y cooperativa.

El enfoque Reggio Emilia reconoce al niño como el protagonista (primer maestro) y con capacidad de construir su aprendizaje si tiene las herramientas y el ambiente adecuado (tercer maestro). Cada niño tiene un gran potencial innato para aprender, movido por su curiosidad, motivación e imaginación y guiado por el docente (segundo maestro).

En el método Reggio Emilia, el ambiente está lleno de las denominadas “provocaciones”,que son esos materiales y herramientas utilizadas para llamar la atención del niño y este se anime a interactuar, experimentar y jugar de forma libre para reflexionar y sacar sus propias conclusiones.

Aquí es donde la mesa de luz y los materiales que se presentan con ella cobran especial importancia, ya que estas son una excelente fuente de información multisensorial. La luz es un elemento presente en la naturaleza y los niños se sienten naturalmente atraídos por ella. Esto mantiene a los niños concentrados y les ofrece el estímulo idóneo para motivar la manipulación de los recursos que les proporcionemos y participar en actividades de aprendizaje.

     

¿Y qué beneficios aporta el uso de la mesa de luz?

Además de todo lo descrito anteriormente, la mesa de luz se asocia directamente con la ciencia, la exploración y el descubrimiento, pero ofrece muchas otras posibilidades como la integración sensorial, concentración y atención, aprendizaje académico (lecto-escritura, matemáticas, lenguaje,…).También ayuda a enfocar, debido a que la luz hace resaltar los materiales que se usan en ella lo que hace que se convierta en una actividad muy atractiva, incluso mágica para el niño. Por último, también puede resultar una actividad para inducir la relajación debido a que las luces del entorno están apagadas facilitando un ambiente de penumbra.

     

¿Puedo usar la mesa de luz en casa?

Por si te lo estabas preguntando, las mesas de luz no son un recurso único para las escuelas, sino que son un complemento perfecto para tener en casa, en un ambiente adaptado para los niños o en un rinconcito del comedor. La participación de las familias es vital en el desarrollo del niño, por eso es importante acompañarle, ofrecerle la oportunidad de usar el material y dejarle hacer.
También resulta una herramienta maravillosa para trabajar con niños con TDAH y diversidad funcional y debería de ser imprescindible para usar en las aulas de escuelas infantiles y primer ciclo de primaria de todo el mundo.

¿Dónde consigo mi mesa de luz?

En Nenitus son especialistas en crear mesas de luz de la más alta calidad, con sello de garantía.

Las luces RGBW tienen la temperatura adecuada 3.500K (lo máximo permitido son 4.000K), un blanco natural con mas de 50.000h de uso, 8 colores diferentes en las rítmicas y 20 diferentes en las normales y sus metacrilatos son específicos de color opal y de 5mm de grosor, totalmente seguros para los peques. La madera con la que trabajan es de pino macizo natural.

Y ahora que ya te has decido a comprar tu mesa de luz, ¿por dónde vas a empezar?

Puedes contar cuentos, recrear e inventar historias con siluetas, experimentar con bandejas transparentes con arroz, lentejas u otros alimentos, practicar la lecto-escritura dibujando sobre arena, jugar con gelatinas o hielos de colores, dibujar con rotuladores de cristal y un sinfín de actividades que os darán mucho juego y harán que paséis muchas horas con vuestros
hijos. Jugando, aprendiendo y compartiendo vuestro tiempo.

Para Nenitus: Artículo escrito por Verónica Padilla del blog Mi indio Mapache